democraciaAbierta: Opinion

Impacto de la guerra de Putin en Venezuela

La invasión rusa en Ucrania impactará los precios de los alimentos y a los suministros militares

José Luis Carrillo
25 marzo 2022, 12.00am
Mujer participa en una manifestación por la paz en Ukrania en Caracas el 3 de marzo 2022
|
Alamy Stock Photo

El gobierno de Nicolás Maduro ha buscado afanosamente, desde 2019, el levantamiento de las sanciones económicas y financieras que parte de la comunidad internacional, especialmente EE. UU. y la Unión Europea (UE), han impuesto contra el país a partir de la represión de las protestas en 2014 y, especialmente, la imposición de una asamblea constituyente convocada por el Ejecutivo y no por el pueblo en 2017.

El levantamiento de las sanciones ha sido una de las principales exigencias por parte del Ejecutivo durante las sesiones de negociación y acuerdos que se han producido en República Dominicana (2018) y Noruega y Barbados (2019), y paulatinamente ha implementado políticas para buscar granjearse el reconocimiento a su gobierno por parte de los países que aplican las medidas.

En 2019, instaló una mesa de diálogo nacional con sectores minoritarios de la oposición, la llamada «mesita», en la que se acordaron cambios en la composición de la directiva del Consejo Nacional Electoral (CNE) que organizó las elecciones de diputados a la Asamblea Nacional de 2020, en las que la oposición mayoritaria no participó.

Get the free oDR newsletter

A weekly summary of our latest stories about the post-Soviet world.

Luego se levantaron algunas inhabilitaciones políticas y se realizaron las elecciones de gobernadores y alcaldes en 2021, en los que la oposición participó dividida.

La administración de Joe Biden flexibilizó algunas medidas contra Venezuela, pero el gobierno chavista insiste en que el país está siendo víctima de un bloqueo, al cual atribuye la prolongada crisis económica que el país atraviesa.

Nicolás Maduro ha decidido apoyar abiertamente a su aliado político Vladimir Putin

A pesar de todo ello, ante la dura reacción internacional frente a la acción armada emprendida por Rusia contra Ucrania, el dignatario venezolano ha decidido apoyar abiertamente a su aliado político Vladimir Putin, en un momento en que el gobierno ruso está siendo objeto precisamente de la aplicación de fuertes sanciones internacionales.

Acusación a la OTAN frente a Rusia

Tropas rusas ingresaron a territorio de Ucrania el 24 de febrero pasado. Dos días antes, Nicolás Maduro había declarado que la Organización del Atlántico Norte (OTAN) pretendía acabar militarmente con Rusia.

«Hemos estado observando atentos a los acontecimientos en Rusia, en Ucrania, observando, no desde ahora, la evolución del proceso donde el imperio norteamericano y la OTAN pretenden por la vía militar acabar con Rusia, detener a Rusia y acabar con este mundo multipolar que ya es una realidad», afirmó el mandatario en esa oportunidad.

Añadió que los territorios de Lugansk y Donetsk (donde hay intenciones separatistas de Ucrania) asumieron funciones de repúblicas populares «para defenderse de una masacre que los sectores fascistas que habían asaltado el poder en Ucrania comenzaron a ejecutar cazando hombres, cazando mujeres, asaltando familias, bombardeando, con armas pesadas y se inició un conflicto durísimo».

Sin embargo, el dignatario guardó cautela y no se pronunció al momento de iniciarse la invasión por parte de tropas rusas al territorio ucraniano. Ese 24 de febrero, el canciller del gobierno de Nicolás Maduro, Félix Plasencia, hizo un llamado a mantener la vía diplomática para resolver el conflicto.

«Ante el agravamiento de la situación en Ucrania, Venezuela reitera la vía diplomática como única opción para la paz, el entendimiento y la vida. Asimismo, rechazamos las acciones de aquellos que pretenden debilitar a Rusia, con sanciones ilícitas y ataques», expresó Plasencia a través de su cuenta en la red social Twitter.

La declaración formó parte de un comunicado del Ejecutivo en el que de nuevo se acusó a la OTAN de quebrantar los acuerdos de Minsk (en los que se establece que la organización no se expandiría hacia el Este).

Militarización de la política mundial

Una vez escalado el conflicto, surgieron voces de alerta sobre las consecuencias en la política internacional y también para Venezuela.

La internacionalista Elsa Cardozo, afirmó que la acción contra Ucrania es «una movida geopolítica, un giro muy grande para la política mundial», ya que la situación promete la militarización del orbe «y es como si estuviéramos volviendo al período previo a la caída del Muro de Berlín”.

Considera que a Rusia le pesa el temor a que se vea una Ucrania democrática.

El también internacionalista Roy Daza, diputado a la Asamblea Nacional por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), dijo a su vez que era imposible que se endurecieran las posiciones de EE. UU. con respecto a Venezuela por el apoyo a Rusia. «Más duras (las sanciones) no pueden ser», expresó Daza, quien resaltó que las acciones estadounidenses han condenado a Venezuela a no tener alimentos y a que la empresa petrolera sufra los estragos del bloqueo.

Impacto sobre Venezuela por la acción de Rusia

Aunque del conflicto bélico puede decirse que está «al otro lado del mundo», podría tener consecuencias para Venezuela, no solo en la política internacional, por el respaldo de Nicolás Maduro a Vladimir Putin, cuando Occidente respalda al gobierno de Ucrania, sino en el económico.

Siendo Rusia uno de los mayores productores en el mundo de petróleo y gas, era de esperar que los precios sufrieran un incremento

Juan Francisco Contreras Arriechi, presidente del Colegio de Internacionalistas de Venezuela, duda que Venezuela pueda aprovechar el auge en los precios de los combustibles debido al estado de la industria petrolera nacional. Lamentó que, debido precisamente a esto, el país no pueda ayudar a paliar la situación que se va a presentar en Europa, principal importador de gas ruso.

La internacionalista y profesora de la Universidad de Carolina del Sur Aiken Adriana Boersner Herrera sí cree que va a beneficiar al gobierno de Nicolás Maduro, porque el Poder Ejecutivo calculó que las ventas del petróleo financiarían en 2022 más del 50% del presupuesto nacional, y aunque no se conoce el detalle del precio con el que se calculó el barril de hidrocarburo, estima improbable que el gobierno lo haya hecho a un precio mayor a $100 por barril; mientras que se está estimando que sobrepase los $140.

Indicó que hay otro recurso natural, el oro, que ha experimentado un alza, por lo que también quienes se dedican a su extracción, legales o ilegales, se van a ver beneficiados.

Sin embargo, Boersner alertó que el conflicto muy probablemente va a incidir en el precio de los alimentos, incluyendo el pan. «Por el aumento de los costos de transporte y fertilizantes a partir del alza de los precios del petróleo va a haber escasez de producción en algunos países, y Venezuela importa absolutamente todo, y hay que tener en cuenta que Rusia es uno de los mayores exportadores de trigo, por lo que es de esperarse una desestabilización del mercado de granos y trigo, que se profundizaría si se incrementan las sanciones, sobre todo si pasan por cerrar el mar Negro, que es clave para el tránsito de productos.

Afectación en el sector militar

Para Juan Francisco Contreras Arriechi, el conflicto va a afectar a Venezuela especialmente en cuanto al tema militar. «Venezuela depende en gran parte de Rusia para su equipamiento militar. En el tema de las sanciones seguro se planteará que barcos rusos no puedan comercializar sus equipos militares en la región», resaltó.

Es absurdo que Venezuela mantenga un tipo de posiciones inaceptables, como la de respaldar la acción contra Ucrania

Señaló que ya se ha visto que algunos países han restringido la posibilidad de que a sus puertos llegue mercancía procedente de Rusia, lo que se acrecentará a medida que el conflicto vaya escalando.

En cuanto a la relación con Occidente, Contreras Arriechi aseveró que es absurdo que Venezuela mantenga un tipo de posiciones inaceptables, como la de respaldar la acción contra Ucrania. «Ningún país tiene la potestad de declarar la independencia de una región en otro país soberano. Es una flagrante violación al derecho internacional», expresó.

Sobre el respaldo político de Maduro a Putin, sostuvo que esa posición no refleja la de la mayoría de la población, siendo Venezuela un país pacífico y que no tiene interés alguno en un conflicto ancestral como el que plantea Rusia en Ucrania, países con los que no tiene mayores vínculos ni intereses.

Advirtió que el abierto respaldo de Maduro a Putin va a tener repercusiones y destacó la actitud de China, que ha sido más cautelosa ante el conflicto, absteniéndose de votar en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Para Adriana Boersner, la reacción del gobierno de Maduro en cuanto a respaldar al presidente ruso no ha sido sorprendente y va en la línea que han seguido las élites políticas de Cuba y Nicaragua.

Coincidió en señalar que la actitud del Ejecutivo no ha sido cautelosa y que antes de la acción armada había mensajes claros de respaldo a la política de Putin. Al respecto, sacó a relucir que Maduro ha seguido una línea antiestadounidense.

En cuanto a lo geopolítico, desestimó la posibilidad de que el conflicto llegue a Venezuela. Argumentó que América Latina no es una prioridad para Rusia y que, además, Vladimir Putin no midió la fuerza con la cual se iba a enfrentar a Ucrania, especialmente por la alta moral de militares y civiles de ese país.

Cree que resulta difícil que, en un contexto como ese, cuando a través de sanciones diplomáticas y económicas se está dejando sola a Rusia y cuando EE. UU. cerró su espacio aéreo para los aviones rusos, se concrete una amenaza como la que hizo el vicecanciller ruso Sergei Ryakov, en cuanto a la posibilidad de movilizar tropas en Cuba y Venezuela si Europa salía en defensa de Ucrania.


Este artículo se publica en el marco de nuestra colaboración con Alianza Rebelde. Lea el original en Tal Cual.

Unete a nuestro boletín ¿Qué pasa con la democracia, la participación y derechos humanos en Latinoamérica? Entérate a través de nuestro boletín semanal. Suscríbeme al boletín.

Comentarios

Animamos a todo el mundo a que haga comentarios, Por favor, consulte las intrucciones de openDemocracy para comentarios
Audio available Bookmark Check Language Close Comments Download Facebook Link Email Newsletter Newsletter Play Print Share Twitter Youtube Search Instagram WhatsApp yourData